¿Habla la Biblia sobre el gobierno de la iglesia?



La Biblia proporciona muchas pautas claras sobre cómo se dirigirán las iglesias locales. Si bien Jesucristo es la autoridad principal en la iglesia (Efesios 1:22; Colosenses 1:18), también hay un papel para los que están a cargo. . comunidades locales.

En el período temprano del Nuevo Testamento, los apóstoles eran los líderes de la primera iglesia en Jerusalén (Hechos 2:42-47). A medida que el número de cristianos aumentaba rápidamente, surgió la necesidad de liderazgo adicional (Hechos 6:1-7). Pronto, la persecución y las actividades misioneras hicieron que las iglesias locales se extendieran más allá de Jerusalén, lo que llevó a la necesidad de más líderes. Hay dos roles de liderazgo claramente definidos en el Nuevo Testamento: los ancianos (también conocidos como pastores u obispos) y los diáconos.

Las diferentes formas de gobierno de la iglesia que existen hoy en día, episcopal, presbiteriana y laica, ponen diferente énfasis en los roles de los ancianos y diáconos y su relación con la congregación.

Los dos pasajes principales que discuten las cualidades del carácter y las responsabilidades de estos roles de liderazgo son 1 Timoteo 3:1-7 y Tito 1:5-9. Con respecto al papel de los ancianos, 1 Timoteo 3:1-7 dice que el deseo de servir como anciano es una noble ambición. Los rasgos clave del carácter incluyen la integridad, la fidelidad conyugal, el pensamiento claro, la autodisciplina, el respeto, la hospitalidad y la capacidad de enseñar. Las descalificaciones incluyen abuso de alcohol, naturaleza violenta, disposición discutidora y codicia. El anciano también debe guiar bien a sus hijos y no ser un nuevo converso. Además, este pasaje está dirigido a los hombres, lo que indica que los ancianos siempre fueron hombres en la iglesia primitiva. También hay un énfasis en el surgimiento de ancianos (más de un líder de iglesia por lugar), que representa a los ancianos que sirvieron como líderes locales en la cultura judía del Antiguo Testamento (Hechos 14:23; 15:2; 20:17; Tito 1). ). :5; Santiago 5:14).

Lee:  ¿Qué es la iglesia universal y en qué se diferencia de la iglesia local?

En el caso de los diáconos se espera una integridad similar, pero no se tiene en cuenta la función docente. El énfasis en los diáconos parece estar en el servicio no docente a la iglesia (similar a lo que se puede ver en Hechos 6:1-7). Algunos argumentan que los diáconos pueden ser hombres o mujeres, interpretando la palabra griega traducida como «mujeres» o «esposas» en 1 Timoteo 3:11 como una referencia a las diaconisas. Otros argumentan que el contexto del versículo indica claramente las esposas de los diáconos en cuestión. Es más probable que este último punto de vista sea exacto, aunque muchas denominaciones cristianas incluyen diáconos tanto hombres como mujeres debido a las diferentes interpretaciones de este pasaje y Romanos 16:1.

El propósito de los líderes de la iglesia está claro en las Escrituras. Efesios 4:12 dice que es «perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, a fin de edificar el cuerpo de Cristo». Primera Timoteo 6:20 y Judas 1:3 dicen que un anciano debe proteger la pureza de la doctrina transmitida por los apóstoles. Se les pide a los ancianos que sirvan a la iglesia local ayudando a las personas a vivir su fe. Más que un maestro, un anciano capacita a su pueblo para servir a Dios y suplir las necesidades de los demás. Los diáconos sirven especialmente como modelos a seguir y líderes en el servicio, lo que permite a los ancianos concentrarse más en la enseñanza para que la iglesia esté preparada para cumplir las enseñanzas del Señor Jesucristo.

► También te puede interesar...

people found this article helpful. What about you?
Deja un comentario 0

Su dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *